Buscar
  • Angie Oak Trees

Reflejo de Moro

Los recién nacidos poseen diversos reflejos o movimientos involuntarios, uno de ellos es el llamado reflejo de Moro o de sobresalto del bebé. Es uno de los movimientos primarios que denotan que se esta desarrollando con normalidad el bebé, en cambio su ausencia es anormal y sugieren daños que necesiten atención médica.


Suele puede suceder ante un cambio brusco de posición al sentirse que se esta cayendo de espaldas y suele detectarse en la primera exploración al bebé. Ocurre cuando el bebé extiende los brazos y abre rápidamente las manos con las palmas hacia arriba y extiende los dedos con los pulgares flexionados en el momento en el que siente falta de apoyo y se sobresalta tensa hombros y espalda y abre los ojos asustado, incluso puede romper a llorar. A medida que el reflejo termina, el bebé retrae los brazos hacia el cuerpo, con los codos flexionados y finalmente el bebé se relaja.


Cuando tu bebé lo experimente intenta calmarlo. No lo agarres de inmediato. Mejor acarícialo y deja que poco a poco integre su postura sintiéndose seguro que comprenda que no hay peligro y esta a salvo. Lo bueno es que este reflejo suele desaparecer hasta los tres o cinco meses. ¿Te ha pasado con tu bebé?

29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo