Buscar
  • Angie Oak Trees

Prevención de la deshidratación en días calurosos

Los bebés y los niños pequeños deben ser vigilados cuidadosamente cuando hace calor. Pueden perder rápidamente fluidos corporales a través de la transpiración, lo que puede provocar deshidratación.


La forma más fácil de saber si su bebé se está deshidratando es controlar cuántos pañales mojados está haciendo (tal como lo hizo cuando era un recién nacido). Le recordamos que los bebés menores de 6 meses no deben beber agua, en su lugar deben tomar regularmente leche materna o fórmula. Si cambia menos de seis pañales mojados en un día, ofrézcale más agua natural. Después de los 6 meses su bebé puede tomar sorbos de agua en los días calurosos además de la leche.


Otros signos a tener en cuenta de deshidratación incluyen:

Una boca que parece seca y pegajosa por dentro.

Pocas lágrimas con el llanto

Menos energía y alegría.


Es una buena idea llamar a su médico si su hijo muestra síntomas graves de deshidratación (un punto blando hundido en la cabeza es una gran señal de alerta) u si otros síntomas empeoran, consulte al médico de inmediato para que le pueda realizar un chequeo completo y ofrecer la rehidratación adecuada.


Para mayor información visitar https://www.guiainfantil.com/salud/enfermedades/deshidratacion.htm


36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo