Buscar
  • Angie Oak Trees

Cómo proteger a tu bebé del frío exterior


En esta época de fin de año solemos salir un poco más de nuestras casas y estar en la calle hasta la noche. Por ello preparamos con los siguientes consejos para proteger a tu bebé del frío y que disfrutes de estos días fríos.


Primero no hay que exponer al bebé a bruscos cambios de temperaturas y tratar de salir con él durante el día cuando no hay tantos cambios climáticos. También hay que ponerle la ropa en capas, aunque sean finas. De esta manera, se crea una cámara aislante de aire entre una prenda y otra, siempre prestando atención de no llegar a los excesos. Las zonas del cuerpo más vulnerables al frío son las manos, pies y oídos. Las mejores prendas son las de algodón o lana, porque permiten que la piel respire y que mejor que complementarlo con un buzo acolchado. No le pongas bufandas ni prendas con cordones cerca del cuello, porque pueden provocar riesgos de asfixia.


En todo momento hay que prestar atención a los signos que da el bebé para saber cómo actuar; si durante el paseo sus labios adquieren un tono azulado y su nariz, punta de los dedos u orejas están pálidas, entonces estará pasando frío. Si su cuello está caliente o sudoroso y sus mejillas sonrosadas entonces estará pasando calor y hay que regularle la temperatura.



13 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo